Mostrando entradas con la etiqueta Amistad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Amistad. Mostrar todas las entradas

4 de junio de 2017

Homenaje a Carles Capdevila. Vamos a decirnos cosas bonitas (y a crecer)




Hola, ¿hay alguien por ahí? Espero que sí. Ponte cómodo que voy a escribir uno de esos post tipo: terapia pública. Es una de las ventajas de no tener pareja. O una pareja en concreto. Mil besos para mis ex que son lo más bonito del mundo.

No publico en Instagram emociones privadas. Pero de otros temas, como el amor, el desamor, el evolucionar, sí me gusta escribir, las fotos me las guardo, aunque si me enamoro de un loco de la fotografía, no le voy a censurar que comparta alguna.

Me gusta, me relaja desnudarme mientras escribo y si agrada a alguien, mejor que mejor. En este blog empecé hablando de temas como el carnet de conducir y acabé dedicando muchos artículos al desamor. *

Si estuviera en mis manos, crearía una asignatura llamada: 



AMOR, eso que te puede arruinar tu vida si no lo gestionas bien.


Crecer como Groot

Hace unas semanas fui a ver "Guardianes de la Galaxia 2", y me encantó. Guau, qué profundo (risas) pero hace unos años no hubiera ido, porque "ese tipo de películas no me gustan", y esto es sólo un ejemplo de cómo podemos llegar a creer que somos abiertos y en el fondo siempre nos movemos como en la ropa, entre tres o cuatro colores.

Desde finales de 2014 mi padre tiene diagnosticada una enfermedad degenerativa, y este hecho ha sido crucial. Ha significado que yo comprendiera muchos comportamientos extraños que tenía por 2013 por decir un año. 

Tener a una persona en esas condiciones en casa no deja indiferente a nadie. A no ser que no le quieras o vivas en la otra punta del mundo. He tenido sentimientos encontrados, no miento. No fue un santo y ha habido momentos de angustia y otros de infinita ternura.

Volver a enseñar a leer y a escribir a tu padre, es duro y hermoso. No sé si suena raro. Repasar con él de camino a la médica su nombre, cómo nos llamamos mi hermano y yo, su profesión, dónde vive... es duro pero también cómico. Si no fuera por el humor negro ¿verdad?

¿Creéis que tras vivir ese tipo de situaciones a mí me preocupa que un tipo no me envíe un wasap? ¡En 2014 no tenía! 

Crecer II
A mí, el tema de mi padre me ha puesto los pies en el suelo de golpe. Un ejemplo: no me interesa en absoluto la política y apenas veo la televisión. Nada que no provoque en mí sentimientos positivos. No vivo en una burbuja, habito en un universo pequeño donde las catástrofes no tienen cabida. La empatía la sigo practicando pero las batallas son más cercanas. Y me apetecen más sonrisas, más chistes y más calma. ¿A quién no?

Yo llegué a discutir con un novio por temas políticos y por la alcaldesa que teníamos, ¿ahora? ¡¡¡Me siento tan ridícula si lo pienso!!!

Perdía energía como un coche averiado pierde aceite. Perdía mi tiempo. Gestionaba mal mis emociones y discutía por muchas cosas absurdas: jefes que no te pagan, comentarios que me hacían que me dolían.

Siento que él tuviera que aguantar a una persona tan pasional, bueno, también era graciosa y algo le tuve que enseñar. SEGURO. Pero esa parte de mí era tremenda. Yo no me hubiera aguantado. No hay más que leer la carta de Juan Carlos Ortega dedicada a su jefa y amiga Gemma Nierga donde admite y reconoce sus fallos. ¿Cuántos serían capaz de hacerlo? Admitir que a veces, no han sido la mejor versión de sí mismos...

Si tuviera un hijo se lo enseñaría: 

"Jamás pierdas un minuto en defender a un bando u otro en nada, aprende de las buenas personas, intenta ser buena persona y quererte mucho, porque si no te quieres te vas a hacer daño y a los demás. Y si un día te comportas como un idiota, rectifica".


Crecer III

No admiro a nadie, al menos nadie que me digan que he de admirar. Es como si todos mis esquemas de antaño se hubieran  ido de mi mente, dejando espacio a la calma, a coger la vida por los cuernos. 

Las personas que te van a enseñar algo importante no lo harán en un contexto ideal sino en el peor, en ellos es en quienes te has de fijar. Y ver tus limitaciones, en qué has estado fallando y qué puedes mejorar.

Ver cómo una persona ante una situación grave, reacciona fríamente, es resolutivo y a la vez, emplea el humor es una lección muy grande. 

Yo me he visto actuando así. La misma que hace cuatro años se lamentaba por tener un jefe usurero que no me pagaba y sólo sabía hablar de ese tema y de lo tontos que eran (otra vez a mi ex novio) ¿Ahora? Me hubiera largado en el minuto uno y después habrían desaparecido de mi memoria.

He crecido porque ahora en mi cerebro los PROBLEMAS tienen su espacio y las cosas negativas que  hemos de vivir también pero no son mi tema de conversación favorito.


Crecer IV

No siento lástima por mí, ni envidio a nadie. Lo juro. ¿Antes? Seguro. En algún momento. Ni envidia sana ni porras, he sentido algo de celos por cuestiones que en 2017 me parecen alejadas de mi persona. A mí me importa bien poco que fulanito suba fotografías de su último viaje con su chica y se les vea felices en un ambiente paradisíaco.

Te lo pregunto en serio ¿Te alegras de la felicidad ajena? Es el sentimiento más bonito. Estaba en mí, pero ahora lo siento a todas horas. Ayer me tomé un limón granizado, el primero de este verano junto a una amiga, tras una tarde normal que convertimos en especial por una anécdota, y ver su sonrisa, lo feliz que estaba fue suficiente para volver a casa FELIZ. Y no, nos fuimos a la Bahamas :) 

¿Enfadarme? 

Uf, ante me enfadaba por cada bobada... ¿Ahora? Ni por asomo. Durante cuatro semanas, yo que jamás he sido alérgica tuve un brote fuerte.

Mis ojos se hinchaban y los tenía llenos de heridas, justo después de cambiar mi pelo de color, lo cual me produjo mucha felicidad, sí, verme con el pelo como una escocesa me hacía sentir bien. Pero a los pocos días, zas, ojos de búho. 

Me ha dolido, no podía escribir, ha sido duro... ¿Duro? Ha sido una chorrada. Duro ha sido que mi padre se me caiga al suelo porque no podía con él. O llamar al 112 estando sola porque se ha desmayado y no perder los nervios. 

Si tuviera que hablar de héroes mencionaría al chico que desde hace unas semanas está en mi casa como uno más de la familia (acaba de tocar el timbre)

Es auxiliar de enfermería, primero cuidó a sus padres que ya fallecieron, y ahora se dedica de manera profesional a tratar a personas como mi padre. Veo actos heróicos en su profesión. 

Crecer

Pensar que me deprimí porque mi ex desapareció de mi vida me parece ridículo. 

El amor es algo más profundo. Va más allá del sexo, de la pareja, el amor es respeto, darte permiso para aparcar una situación complicada y pasártelo bien. El amor es lealtad. Que te quieran tal y como eres. Pero si mejoras con el tiempo, MÁS. 

El amor es acurrucarte en la cama al lado de alguien que no se puede levantar como mi padre. El amor es reír con un amigo y perderte 24 horas con él.

Mi vida es sencilla, voy a encauzar mejor el tema profesional. Por eso me atraen las personas que han superado alguna vivencia dura y son moderadamente felices. Para mí son las más sanas y auténticas.

Las que no les duelen prendas en reconocer:

-He sido torpe.
-He sido vago.
-Metí la pata.
-Antes era poco listo.
-He llegado a ser idiota e injusto.
-He sido egoísta.

El resumen de este atropellado artículo sería:

-Cada día me importan menos los asuntos que deberían importarme.

-Me quiero. Y Dios Mío lo qué me ha costado.

-No idealizo a nadie.

-Practico yoga todos los días. 

-He echado de mi vida a dos personas que no me aportaban nada bueno. Hace unos años no hubiera sido capaz. Y lo hice sin discusión. De manera educada pero tajante. Mi tiempo es oro y la vida muy corta.

-Sigo teniendo ilusiones y la misma inocencia en muchos temas y eso no pienso cambiarlo.

-Valoro cada llamada, cada abrazo y cada beso. 

-Quiero crecer más y aprender más. VER mis errores para eliminarlos.

-Seguir creyendo y practicando aquello de: PODEMOS CAMBIAR A MEJOR.

Largo, desordenado... pero hoy me apetecía escribir. 

Gracias por leerme y por no juzgarme.

Y si tienes tiempo, ¡claro que tienes tiempo! Lee "16 cosas que he aprendido en 2016" de Carles Capdevila.  DEP. 



He robado este artículo a otro blog que nada tiene que ver con ALICANTE CUENTA pero me apetecía que lo leyeras.




Mi padre falleció el pasado día 22 de junio y le quiero, le quiero. Le echo de menos y aquí está su homenaje CUANDO MI PADRE SE CONVIRTIÓ EN MI HIJO pero su recuerdo va conmigo. 

He sufrido, me he agobiado pero también he aprendido mucho durante estos años. 

Gracias también por aquí a todos los que me habéis demostrado vuestro afecto por su pérdida. Y a día de hoy seguís haciéndolo. 

Y a los que no, creo que son dos :)  no os preocupéis, si algo he aprendido es a centrarme sólo en la gente buena o aspirante a ello. Mi conciencia está tranquila. Duermo en paz. Estuve a su lado hasta el último suspiro. 

Quien no ha sabido o querido estar a su vera ni unos minutos en estos cuatro años él o ella sabrá. A mí me enseñaron a ser agradecida. 

De nuevo MIL GRACIAS por estar con mi pequeña familia y conmigo esos días y estos años.


Un beso y un abrazo.

Joana Sánchez González

13 de mayo de 2016

Lo más bonito del mundo

Carta abierta a lo más bonito del mundo:

Lo más bonito del mundo no sé si se encuentra en Alicante o en Irlanda. Lo más bonito del mundo lo descubro en una fotografía de hace unos años, de hace unos meses o en la que me acaban de hacer.

Lo más bonito del mundo es apagar los móviles y encender los sentidos. Disfrutar de esos paseos por la playa con amigos que son AMIGOS.

Lo más bonito del mundo es intentar salir a correr, ni siquiera correr. Lo más bonito del mundo es sonreír un poquito, reír un mucho cuando el día no te ha dado permiso pero tú le sacas la lengua.

Lo más bonito del mundo es teclear palabras a una persona querida. 

Lo más bonito del mundo eres TÚ. Aquí, en Castalla, en Orito, en lo alto del castillo Santa Bárbara, en mitad de la Explanada. O coronando la Serra Grossa.

Lo más bonito del mundo es que me envíes un mensaje y quieras quedar para charlar durante horas. Pisando arena o en mitad de un parque.

Lo más bonito del mundo es ELLA, ÉL y VOSOTROS. 

Lo más bonito del mundo es sentir ese sol que calienta mi pecho mientras escribo frente a la pantalla.

Lo más bonito del mundo es dar ese abrazo que te debía. Labios en forma de media luna sin razón. Lo más bonito del mundo es una montaña sin nombre, una excursión no planeada, la improvisación matutina.

Lo más bonito del mundo es que busques una canción  para hacerme feliz y viceversa.

Lo más bonito del mundo es que me encuentres por Google, leas lo que escribo, critiques mis trabajos o te enamore una fotografía. Lo más bonito del mundo es que me preguntes cómo estoy y me escuches.

Lo más bonito del mundo es buscar tu nombre en mi agenda de contactos y respondas.

Lo más bonito del mundo es que te guste como soy y viceversa. Tu amistad incondicional. Que oigas una canción y pienses: "Me acordé de ti", me lo digas y me la envíes. Que compartas esa foto de tu bebé de anuncio. Que me cuentes lo triste que estás y al día siguiente, me digas lo feliz que eres.

Lo más bonito del mundo es que me quieras 'a pesar' de ser un tanto rara/peculiar.

Lo más bonito del mundo es notar ese abrazo ahora que tanto lo necesito sólo con cerrar los ojos. Lo más bonito del mundo es tu recuerdo a pesar de estar a cien años de aquí.

Lo más bonito del mundo es esa mirada que baila a mi lado sin moverse.

Lo más bonito del mundo es tan sencillo y pequeño que si no andas con cuidado, igual lo pisas.



Joana S.

7 de enero de 2016

Cuando un amigo se va




Salva Payá se ha ido. Y lo ha hecho después de muchas décadas tetrapléjico pero luchando como un jabato para no ser nunca una carga  para sus padres.Siempre haciendo amigos,regalando  sonrisas a sus enfermeras, bromas a sus cuidadores y levantándote el ánimo cuando lo visitabas a su residencia de turno.

La noticia me ha cogido por sorpresa máxime porque a comienzos de fiestas recibía como siempre por correo electrónico su foto con gorro de Papa Noel con su sonrisa.

Me ha resultado un mazazo. Luchó por los enfermos como él a través del movimiento asociativo desde un ordenador que manejaba  a  las mil maravillas con la barbilla.

Se hizo con una silla eléctrica que manejaba con su barbilla y le daba cierta autonomía. 

Leía, veía pelis que  a veces le acercaba, se podía hablar de todo y seguía leyendo revistas de motos su gran pasión y su gran perdición. De Salva, a pesar de ser un ser excepcional me maravillaba que si estabas depre era él quien  te subía la moral, me descuadraba y pensaba en lo poco que uno era.


En los lejanos 80 yo gerenciaba el cine Palafox de Elche y programé un maratón de cine y le dije me acompañara y nos quedábamos a dormir ya que al día siguiente domingo tenía matinal. Me dijo que sí.Pero el sábado en cuestión por la tarde me llamó y me dijo que eran fiestas en Alcoy y subía con la moto.

Quizás de   haberme acompañado a Elche no hubiera tenido el fatal accidente que le dejó postrado para siempre después de  luchar en Toledo y luego ya en Alicante como un auténtico guerrero.

Nunca olvidaré la sonrisa de Salva, lo ligón que era, la pasión que ponía en todo, sus palabras tan bien dichas, su espíritu de superación y ese cerebro que le funcionaba mejor que cuatro juntos.

Me acuerdo ahora en especial de sus padres que han llevado la situación de su hijo  de forma excepcional, ejemplar, impecable.Desde aquí toda mi fuerza y consuelo  a ellos , a su hermana Belén y resto de la familia.

Recuerdo un aniversario de los Astoria que vino con su silla - cama para recoger el carnet de hojalata tan feliz y sin complejos. Se ha ido cuando la cosa se ha puesto fea y tenía claro lo que quería y la familia lo ha cumplido.

Una persona a recordar y poner como ejemplo en estos tiempos tan obtusos donde no hay valores. El conservaba todos y hacía amigos y amigas, reía y no lloraba. Adiós, Salva que ahora ya más ligero recorras los cielos en una moto de esas que te molaban tanto.

Un abrazote. Echaré  de menos  las conversaciones, ese gran amor por el cine clásico y tu sentido  de la amistad. Adiós, amigo.

Paco Huesca

7 de abril de 2015

Wonder Woman y el cáncer de mama


JULIO 2014
En este blog escribimos sobre noticias que ocurren en la provincia. Personajes conocidos. Fiestas. Tradiciones. Pero hoy quiero hablar de una parte importante de este juego que se llama escribir; me refiero a los lectores, en concreto de una, Esther.

Esther es alicantina. Mi amiga desde que íbamos al instituto. A ella le gusta hablar claro y dice que tiene cáncer de mama, con naturalidad. Hoy por fin le han operado. Tras muchos meses de espera y de luchar contra mil batallas.

La vida es así, todos nos enfrentamos a problemas, sorteamos obstáculos, nos equivocamos, acertamos, pero al final, todo se resume en: tratamos de vivir lo que mejor que podemos o sabemos.

A veces, observamos vídeos de gente que ni conocemos, que nos motivan. Han pasado por situaciones trágicas, dolorosas y a pesar de ello, nos sacan una sonrisa y un poco los colores.

Todos los días ocurren historias similares a las de ella. Lo sé. Y tal vez, nuestros problemas o angustias existenciales nos parezcan las más graves. Lo más importante. Es humano.

Pero no viene mal, como me dijo ella hace poco, pasearse por la planta donde hay niños con cáncer y comprender que los verdaderos héroes no aparecen en ningún vídeo motivador, o sí, pero que también los tenemos cerca, mientras nosotros nos empeñamos en quejarnos como manera de entender la vida. Con la autocompasión como fiel aliada.

Ella tiene defectos y virtudes, como tú y como yo, pero añadiría que hay algo que la diferencia del resto: su afán por seguir. Por levantarse todos los días y pelear sacando fuerzas de donde ya no hay. 

Las pequeñas ilusiones, los gestos, una llamada, un abrazo, un mensaje... eso que tan poca cosa nos parece, puede cambiar el día a una persona. A ella se lo cambia.

Los héroes no se encuentran en las películas, ni conducen coches de lujo, ni tienen decoradas sus paredes con títulos y diplomas. 

Los verdaderos héroes, son personas que en los momentos grises, tienen a su lado alguien que les diga: te quiero. Por una razón: han sabido cosechar amistades a lo largo de los años. Tarea ardua hoy día donde el tiempo es oro.

En Alicante o en cualquier otro lugar, si estás pasando por esta situación sólo te diré lo que ella me trasmite: no te dejes vencer. Incluso en los días más negros, en los momentos donde nada parece tener sentido. Levántate y encuentra algo pequeño que te haga sonreír. 

La vida es algo más que lo que ocurre en tu barrio, en tu entorno, en tu familia, dentro de ti... Existen seres maravillosos de los que tomar ejemplo, y están tan cerca que a veces una siente vergüenza por no estar más tiempo a su lado. 

Quien pretenda vivir esta existencia rodeándose sólo de noticias buenas, desconocerá qué es la vida. Vivir significa tener la suficiente sobredosis de alegría, como para afrontar estos momentos con la mejor de tus sonrisas, aunque te cueste, aunque tengas que ensayarla antes de salir de tu casa.

Las sonrisas cuando todo va bien, no tienen mérito ni valor. Ni los abrazos. Así que sonriamos y abracemos más a menudo en los días nublados.


Un beso para esta valiente y optimista mujer-niña que me hace reír.

Mantengamos cerrada la puerta a aquello y a quienes no nos dan amor cuando más lo necesitamos. Y abramos ventanas a quienes nos regalan cariño, su tiempo, apoyo y amistad. 

Seamos héroes, al menos por un rato.






Texto: Joana Sánchez

Imagen: Esther y yo la única tarde-noche que salimos ese verano. Creo que todo salió mal, pero ambas la recordamos como una salida positiva. El cerebro es caprichoso y listo.

3 de febrero de 2015

14 de febrero, San Valentín


San Valentín. Un mártir. Un sacerdote. Un intrépido que casaba a los soldados, allá por el siglo III. Y por obra y gracia de occidente, Valentín se convirtió junto a Cupido en el símbolo del día del amor y de la amistad. 

Dependiendo del país, las tradiciones y los obsequios son diferentes. En los países anglosajones se estila regalar tarjetas, flores, dulces...

En América, tiene más peso la amistad, y es normal recibir una tarjeta por parte de un amigo que no tiene ningún interés de corte romántico hacia la persona que lo recibe. Por ejemplo, en México es habitual esta costumbre.

En España, se relaciona este día con los centros comerciales, en concreto con Galerías Preciados, así empezó todo. España es diferente, por supuesto. Por lo que son muchas las personas que sienten rechazo hacia esta festividad por considerarla un día para que los comercios hagan su agosto en febrero.

Tanto dioses como mortales, han sido elevados por el ser humano para enarbolar la bandera del amor. En el caso de Cupido, a lo largo de los siglos tanto su figura como los diferentes mitos se han ido alimentando, por una necesidad de rodear de un halo romántico al dios, ¿por qué a él y no a Anteros?

La cuestión es que a nadie le amarga un dulce, y ese día se harán tarjetas en los colegios para que los niños se las entreguen a sus compañeros o a sus padres. Los adolescentes en pelea continua con el mundo, esperarán sin admitirlo que alguien se acuerde de ellos. 

Los más mayores seguirán el protocolo y habrá cena,flores, escapada de fin de semana, baile, película, algún detalle y algún descuido que se traducirá en un enfado absurdo, de los que se pasan en unos días.

¿Que hoy no es 14 de febrero? Lo sé, pero cualquiera lo diría. Ayer todo eran corazones. No importaba el comercio ni lo que vendiera. Tratabas de no mirar y ¡zas! un objeto, el que fuera, con forma de corazón y con un ¡Te quiero! (siempre con exclamaciones) te atacaba.

No voy a ser la amargada ni la moderna. Es decir, no voy a criticar ese día. Quien quiera gastar y demostrar así su afecto hacia otro ser humano, bien. Quien opte por hacerlo los 365 días del año, también.

Pero ya que Alicante es una ciudad en eterna crisis, pueden estos días del amor y la amistad servir para que unos cuantos cenen a la luz de las velas, pasen una noche en un hotel de los que se ofertan, hagan una escapada a una casa rural, o elijan comprar un detalle en el comercio de toda la vida. Todo sea para que la economía mejore.

¿El amor? El amor es otra cosa. A pesar de ello, feliz día del amor y la amistad por adelantado. Vayan pensando en qué hacer ese día, si total se trata de hacer lo mismo que en navidad: dejarse llevar.




Joana Sánchez




6 de enero de 2015

Castillo Santa Bárbara y un día de reyes en Alicante

Los lugares son como algunas personas. Si te importan, descubres recovecos aunque las hayas visto o escuchado un millón de veces. Con el castillo Santa Bárbara ocurre lo mismo. Visitarlo hoy fue una improvisación por parte de una amiga. No entraba en mis planes, como la mayoría de las cosas bonitas de la vida.

Con una humedad que convertía las aceras en pistas de patinaje y un sol que a su vez, calentaba nuestros rostros, hemos iniciado el ascenso a uno de los lugares más emblemáticos de Alicante junto al parque de la Ereta. Pero no estábamos solas, otra amiga se ha unido a esta pequeña aventura. Cuantas más mejor.

Y así, juntas, con mochilas y ganas de respirar otro aire hemos pasado una jornada de sol, de historias que desconocíamos, como la del burro Manolo y horas después hemos descendido ligeras de equipaje y de problemas.

No sé si debo dar las gracias al Benacantil, a ellas o a todos los iones que se han venido conmigo. Pero la esencia de la felicidad no está en los grandes sueños o metas que nos imponemos, sino ahí al lado, junto a esa amiga, frente a esa playa, dando de comer a unos gorriones. 











Joana Sánchez

7 de abril de 2011

A mi amigo que nunca tendrá una calle, Ignacio.



Hoy hace once meses que mi amigo se fue. Murió. No ha pasado nada en concreto. Hay días que porque sí me acuerdo de él.

Lo conocí allá por 2005. Era ingeniero de Telecomunicaciones, pero le faltaba el proyecto de fin de carrera. Aquello le preocupaba. Tenía un nivel de inglés muy alto. De hecho hasta lo parecía, rubio y de ojos azules. Poseía una voz con un tono suave. 

El sentido de humor más irónico y se llevaba de maravilla con su hermano pequeño.

La vida es tan rara... Si eres un personaje público le ponen tu nombre a un parque, a una calle. Él nunca tendrá algo tan surrealista como eso para que le recuerden. Quienes lo conocimos sabíamos de su categoría humana, no necesitamos más.

En serio, os hubiera caído tan bien. Hay personas que no tienen conversación o son monotemáticas pero él la tenía. Participó en un proyecto relacionado con la Nasa en Holanda. ¡Estaba tan contento! luego, nuestra ciudad no le ofreció las posibilidades que su perfil requería. Pero no se rindió. 

Ahora veo, leo, escucho, la cantidad de demanda que hay en Alemania de Ingenieros. Quizás se hubiera marchado. Era un espíritu libre.

Tocaba el bombardino desde pequeño y cuando regresó de estudiar se puso de nuevo a ello. Ensayaba mucho. Yo reconozco que no había visto nunca un bombardino.

Hasta me daba risa que fuera un instrumento (soy una ignorante) pero él se lo tomaba muy en serio. Y llegó a ser el bombardino de la Sociedad Musical la Paz.

Qué pena de nuevas tecnologías. Me envió una grabación de un solo que tuvo que hacer, me pidió mi opinión sincera. A mí me encantó. El fue más crítico. Pero la perdí en una de esas veces que este aparato dice "voy a romperme".

No soy como otras personas que prefieren guardarse estos sentimientos. El era un gran tipo. Inteligente. Divertido. Único. Y porque no lograra salir en un programa de televisión (uf, cómo está el panorama) o algo similar me niego a no lanzar a los cuatro vientos que fue una put... que se fuera tan joven, se llamaba, se llama Nacho M. A. y era mi amigo.

La persona que mejor elegía las películas. La última fue una de los Cohen ¿te acuerdas?. ¡Cómo nos reímos al ver a Brad Pitt haciendo de lelo!

Gracias por haber pasado por mi vida. Por tus consejos. Por, a pesar de los pesares, no marcharte de tu tierra. Y siento, no sabes cuánto no haber estado más cerca de tus cosas y preocupaciones en los últimos tiempos. Sé que eso es muy común pero me arrepiento.

Siempre quedará pendiente esa invitación para verte tocar.

Demasiado joven para marcharte, pero ahora cuando te recuerdo procuro no llorar y sí esbozar una sonrisa. Hoy no ha sido uno de esos días...

Tu calle está en el corazón de todos los que te quisimos.

No podía faltar Shrek, tu trilogía favorita. "El lado oscuro del corazón" decías que te definía, pero ésta te hacía reír y así quiero recordarte

Joana Sánchez